El Cristo de la Parroquia de la Inmaculada

 Hecho con la técnica prehispánica de caña de maíz, fue elaborado en la ciudad de Pátzcuaro Mich., en el año 2014 con un tiempo de elaboración de ocho meses.

La Imagen tiene un peso de 13 kilos y una estatura de un metro con noventa centímetros; es un Cristo vivo, con los ojos abiertos y la boca entreabierta, donde se pueden observar dientes naturales. El pelo es incrustado de pasta de caña y sobre la cabeza descansa una corona de espinas naturales. Para el encarnado del Cristo, se utilizó la técnica del maque; técnica prehispánica en la cual se utilizaron colores naturales: rojo de la grana cuchinilla, tierra de charanda, tierra blanca, amarrillo cempasúchil, así como aceite de chía preparado con maje.

No tiene la herida de la lanza en el costado, debido a que representa un Cristo vivo. Y se le colocó un cendal incrustado, trabajado en oro estofado de 23 quilates.

La imagen fue colocada en sobre una cruz de madera de más de 100 kilos de peso, que a su vez también fue colocada sobre un retablo de piedra ónix, que se mandó edificar para la bendición de la imagen, quedando en la parte superior del retablo, y a su derecha, la imagen de la Inmaculada Concepción patrona de este templo.